Autoridades capturan a alias “Edil”, presunto cabecilla de comisión armada de la Compañía comandante Diego del ELN.

Noticias

Tropas del Ejército Nacional en un trabajo coordinado con la Policía Nacional, logran en las últimas horas capturar a alias Edil o Martin, presunto cabecilla de comisión armada de la compañía Comandante Diego del grupo armado ELN y quien fue identificado como uno de los más buscados por la justicia en Norte de Santander.

Con más de 16 años dentro de la estructura terrorista alias Edil, era quien direccionaba la comisión en el área de la vereda la Unión, El Caracol, La Esperanza y Santa Catalina en coordinación al parecer con Alias Puntilla y Alias Cleison llevando a cabo acciones terroristas contra las tropas en las diferentes modalidades entre ellas la adecuación de áreas minadas y francotiradores.

Este sujeto de aproximadamente 39 años, es el presunto autor material e intelectual del asesinato en el 2010 del comandante de la estación de policía del municipio de San Calixto. En el 2019, fue el encargado del asesinato de un militar en un hostigamiento y cuatro soldados heridos por activación de artefactos explosivos mina antipersonal, instaladas por este bandido en colaboración de Alias Jaime y Alias Fabián.

Al momento de su captura se le halló un mortero 60 mm, con dos cañones de ametralladora M60 calibre 7.62 mm, doce proveedores para fusil calibre 7.62 mm, un proveedor para fusil calibre 5.56 mm y una mira telescópica junto a una pistola Pietro Beretta con un proveedor, 49 cartuchos 9mm y dos kilos de pasta base de coca. El capturado fue trasladado vía aérea a Ocaña y posteriormente fue enviado a la ciudad de Cúcuta, entregado a las autoridades competentes para dar continuidad al proceso de judicialización.

Con esta captura se golpea estratégicamente al grupo armado organizado ELN, el cual ha sido centro y promotor de las protestas sociales en el sector y coordinadores de acciones terroristas en esta zona de la región. Gracias a la contundencia de las operaciones militares se logra debilitar el desarrollo de actividades delictivas en Norte de Santander.