Los bandidos siguen haciendo de las suyas.

Uno de los casos presentado fue el robo de una motocicleta en donde intimidaron al propietario con arma de fuego e hicieron unos disparos al aire y la pequeña hija de tan solo tres años que lo acompañaba se desmayó del susto.

La moto fue hurtada cerca al Ramal en el sector de Sol y Sombra, es una motocicleta BWS negra con rines dorados de placa OTV75b.

El afectado dice que fueron tres hombres venezolanos que se movilizaban en una moto Honda negra, quienes no respetaron que el motociclista llevaba una niña de 3 años y los tumbaron de la moto y les apuntaron con una pistola.