Lo que faltaba. Expendedores de carne expresan que están al borde de la quiebra por el aumento de contrabando de este producto.

Ante el ingreso permanente de carne de contrabando a la ciudad, especialmente procedente del vecino país de Venezuela, los expendedores y los pequeños comerciantes del producto, han visto reducidas sus ventas y muchos se han declarado “quebrados”, pues el flujo de compradores ha disminuido notoriamente, ya que en las tiendas de los barrios encuentran el producto más barato.